Inicio POLÍTICA Nacionalización del oro blanco

Nacionalización del oro blanco

Luego del rotundo nocaut que los partidos de oposición le propinaron al gobierno
de la 4T al rechazar la Reforma Eléctrica, especialmente a su creador Manuel
Bartlett quien quedó electrocutado con todo y su soberbia, de inmediato este lunes
fue aprobada en su totalidad la iniciativa de reforma a la Ley Minera propuesta por
el ejecutivo.

Para aprobar esta iniciativa no hacía falta contar con una mayoría calificada, toda
vez que no se trata de una reforma constitucional, por lo que con solo obtener la
mayoría simple fue más que suficiente.

Aun cuando la votación estuvo dividida, fue aprobada una reforma a la ley
secundaria de la industria minera, con 275 votos a favor, 24 en contra y 187
abstenciones. Contrario a lo sucedido este domingo al discutir la reforma eléctrica,
en esta ocasión los diputados que integran la alianza Va por México (PAN, PRI y
PRD) abandonaron la sesión, sabiendo que no tenían nada qué hacer puesto que
solamente con los votos de Morena y sus aliados sería suficiente para su
aprobación en lo general y en lo particular. Es de destacar que los representantes
de Movimiento Ciudadano sí se quedaron a la sesión, dejando en claro que no
irían en todas con la coalición Va por México y presentaron sus reservas durante
la discusión; sin embargo, éstas fueron rechazadas por los legisladores de la 4T.

El tema principal que se incluye en esta reforma a la Ley Minera es la
nacionalización del Litio a propuesta del presidente de la República, que
textualmente reza así: “La presente iniciativa tiene por objeto garantizar la
autodeterminación de la nación, así como la soberanía energética del pueblo
sobre el litio y demás minerales que resulten estratégicos y necesarios para la
transición energética…”

La intención del presidente de la República es que el litio sea administrado directa
y únicamente por el Estado Mexicano, a través de una empresa estatal similar a la
Comisión Federal de Electricidad y que no se permitirá a extranjeros explotar el
litio, por lo que las concesiones otorgadas previamente podrían ser canceladas, lo
cual generará seguramente un litigio de tipo internacional.

La empresa que creará el Estado podría quedar bajo el mando de la Secretaría de
Hacienda, Economía o Energía y se dedicará a explotar, explorar, extraer,
procesar, industrializar y vender el litio.

Sin embargo, según los especialistas esta no es una tarea tan fácil, toda vez que
se requiere de tecnología especializada de la cual no se cuenta en México.

EL NUEVO ORO BLANCO

Cabe recordar que el litio es un mineral (metal blando) que se utiliza en la
fabricación de celulares, computadoras portátiles, cámaras digitales, baterías y
vehículos eléctricos, incluso en aleaciones con otros minerales también se pueden
hacer chalecos antibalas, bicicletas y trenes de alta velocidad; por lo que se está
convirtiendo en un mineral muy codiciado en el mundo y se le ha llegado a llamar
“el nuevo oro blanco”.

El litio se encuentra en salmueras naturales, pozos petrolíferos, agua de mar y
campos geotermales. Es en la actualidad el metal más ligero, especial para la
conducción de calor y electricidad, que reacciona al contacto del agua.

De modo que el litio es un mineral que tendrá en el futuro cercano una gran
demanda global, debido a que se cuenta con pocos yacimientos, entre ellos en
México, lo que generará enormes ganancias a nuestro país, razón suficiente para
considerarlo importante para el país. Así que a cuidar el Oro Blanco.

Artículo anteriorFISPA fortalece vinculación con productores de la región sur
Artículo siguientePitol, o del verbo viajar

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí