Inicio OPINIONES Nadie se mueve el nueve.

Nadie se mueve el nueve.

68
0

Columna Ahora me toca/

Desde lo más mínimo, hasta lo más complejo. Desde poder dar vida, hasta decidir no darla. Desde vestir con falda y no salir con miedo. Desde una oficina o desde tu casa. Desde nacer mujer, o decidir ser mujer. Desde que siempre han querido hacernos menos y no han podido, ni podrán. 

Ser mujer siempre ha sido un acto de valentía y no es por despreciar al sexo masculino, si no que desde la historia, las mujeres han tenido que luchar por sus derechos, como lo es participar en la democracia de cualquier país, como lo es decidir con quien casarte y cuando hacerlo, cómo poder ganar el salario de un hombre hasta poder competir por su puesto y así infinidad de cosas, que se han logrado por ALZAR LA VOZ Y NO QUEDÁNDOSE CALLADA.

Hoy la lucha es diferente, está lucha es por la sobrevivencia de nuestro género, hoy la lucha es por las 7 mujeres que matan a diario el país y nadie hace nada, por los secuestros, por los abusos, por esta masacre HACIA LAS MUJERES. 

Esta lucha, que se llevará a cabo el próximo 9 de marzo es un paro de mujeres que representa un HARTAZGO DE VIOLENCIA, DE MIEDO, PERO SOBRE TODO UN HARTAZGO DE IMPUNIDAD. 

No es de derecha o de izquierda, es una protesta de querer vivir sin miedo, de no estar con la preocupación de ser la siguiente de una lista que al parecer no tiene fin y lo peor, es que no se encontrarán a los responsables de haber roto tus sueños, ni los de tu familia.

Esto va más allá de que instituciones apoyen a este movimiento, importa más que con esto las autoridades refuercen la seguridad de nuestros estado y país. Importa más que la sociedad sea más solidaria hacia este tema que todos estamos expuestos. 

Este 9 de marzo reflexiona y únete por las miles de mujeres que han sido asesinadas, piensa que hoy fueron ellas, mañana puedes ser tú.

Artículo anteriorDIARIO EJECUTIVO: El cochinero mediático de 2018
Artículo siguienteEngendra a sus enemigos
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí