Inicio EDUCACIÓN Nuevas cartas de navegación en los estudios de género y feministas

Nuevas cartas de navegación en los estudios de género y feministas

324

Libros UNAM pone sobre la mesa de discusión la producción intelectual y cognitiva que se ha gestado en la Universidad durante los últimos años.

El 2016 es señalado como el inicio más claro de un periodo de cambios oceánico en las expresiones feministas: coinciden protestas, propuestas e intervenciones académicas, conceptuales, políticas, laborales y jurídicas y pedagógicas en el ámbito público y académico. Se ha clasificado este fenómeno –sus sucesiones y su ferocidad transatlántica– como la cuarta ola feminista. Ésta demanda un conjunto de análisis que conlleva relecturas, revisiones y nuevas propuestas no sólo académicas, sino de intervención social, sobre todo en lo relacionado con la violencia, sus interpretaciones y sus formas de contención y eliminación.

Este número del suplemento Libros UNAM propone –en consonancia marítima con el ritmo, surcos y estelas de poderosas marejadas y ondulaciones– una reflexión profunda en torno a los textos publicados en nuestra Universidad, desde la perspectiva de género con una mirada hacia la violencia. Los trazos de esta visión, sus nudos y amarres, han calado en el pensamiento y la acción académica y activista de la máxima casa de estudios y en nuestra sociedad, como lo demuestran los textos incluidos aquí.

Un momento de protesta, de rabia suma y de revuelta, vinculado a las diferentes formas en que se ejerce la perspectiva de género, llama a identificar huellas que nos permitan seguir caminos, distinguir surcos y situar puertos y arribos. Este suplemento concentra los esfuerzos académicos e imaginativos en la definición individual y colectiva de lo que estamos haciendo, lo que es necesario construir, e imprescindible dejar de hacer, para configurar una Universidad y una sociedad cada vez más libres, equitativas y justas.

El feminismo y los estudios de género son entendidos actualmente como uno de los saberes y prácticas que han volcado al mundo hacia transformaciones sociales, laborales, económicas, educativas y académicas urgentes y que sin duda lograrán crear espacios más ecuánimes e igualitarios, aunque también nos enfrenten a mareas, vientos, arrecifes, bajamares y pleamares cargados de contradicciones. Los textos de este número de Libros UNAM representan hallazgos luminosos en forma de puertos y anclajes, de lenguajes indispensables que permiten la conceptualización y entendimiento de paradojas, problemas y retos que podrían ser inconmensurables.

Por ello estamos ante un ancla, que nos sumerge y localiza los análisis más representativos de esta perspectiva y sus estrategias y prácticas en el ámbito laboral, político o de derechos humanos, como un faro que nos guía por aguas turbulentas y amenazantes. La selección funciona a manera de estela: nos arrastra, succiona y moviliza al sugerir análisis que ofrecen términos eje para facilitar el viaje por su tracción narrativa. Nos alumbra al situarnos en contigüidad con algunos de los debates más significativos en torno a la violencia y sus formas de resistencia y conceptualización.

Desde estos lenguajes oceánicos, plenos de estelas, faros y mareas, se proponen los estudios de género, con énfasis en la violencia y otros temas como los derechos humanos, el ámbito laboral, electoral y reproductivo. No son un campo homogéneo que plantea predominantemente acciones políticamente correctas, sino un territorio que trabaja a partir de rupturas, nuevas alianzas y reapropiaciones conceptuales de políticas públicas, culturales, de espacios privados y familiares, laborales, académicas, de salud reproductiva y resistencia a la violencia. Es una comunidad que demanda recreación de nociones no sólo en forma de vocabularios y concepciones teóricas y lingüísticas, sino también de modos de intervención y de articulación, tanto de poderes adquiridos, como del replanteamiento de significados y objetivos del trabajo académico, pedagógico y activista universitario.

Estas reflexiones nos enfrentan a lo que no podemos omitir: la gran ola que nos vuelca y obliga a nadar entre contradicciones, propuestas y protestas surgidas en el amplio océano de los estudios de género y sus acciones plenas de creatividad, fondo teórico y tracción. Estas marejadas, además de revolcarnos con su fuerza e ímpetu, nos enseñan a navegar con rumbo, mirando con interés y empatía lo que estos estudios han reconstruido, replanteado e imaginado. Estos libros nos invitan a seguir la estela tractora que, sin duda, contribuirá sustancialmente a concretar los cambios que conducirán a una Universidad y una sociedad más justas, más libres y mejor fincadas en principios de equidad e igualdad, aunque no sin contradicciones y vuelcos.

Este impulso transformador proveniente de los estudios de género y feministas y sus perspectivas ha sido entendido como una fuerza productiva y conectiva de lenguajes teóricos, surgida de creativas formas de intervención activista, nuevas nominaciones teóricas y un tipo de rabia y ritmo, desde las profundidades marítimas, que ha impregnado el espacio público y que es importante entender, analizar y acompañar por la lectura pausada de algunos de los materiales aquí comentados.

El futuro no sólo de los estudios de género y feministas sino de nuestras instituciones culturales, educativas, económicas y políticas dependerá –entre otros factores– de nuestra habilidad para incrementar la conectividad acuática, marina, que propone esta estela que nos succiona. Esta ruta de navegación nos permitirá identificar y desarrollar nuevas nociones de poder, modos de relación y de construcción de alianzas entre grupos y colectivas feministas, no sólo a partir de nociones teóricas que visibilizan diferencias, tensiones sexuales, políticas y raciales entre las comunidades y disciplinas, sino también de medidas y acciones de entendimiento y solución.

POR EL FIN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

La violencia contra las mujeres no es normal ni tolerable. Desgraciadamente es una de las violaciones de los derechos humanos más graves, extendidas y arraigadas. Según la ONU, una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual a lo largo de su vida y al menos seis de cada 10 mexicanas han enfrentado un incidente violento alguna vez. Hablamos de todos los ámbitos: en el hogar, la calle, la escuela, el trabajo, el ciberespacio, los medios de comunicación, etcétera. De acuerdo con el último informe de Amnistía Internacional, en México las llamadas al 911 para denunciar actos de violencia contra las mujeres aumentó casi 40 por ciento de 2019 a 2020 (1). Asimismo, en el Informe anual de ONU Mujeres México se señala que durante la pandemia de la Covid-19 se exacerbaron las desigualdades entre hombres y mujeres, y ha habido un retroceso en los logros conseguidos en igualdad de género (2). Garantizar los derechos humanos y la eliminación de la violencia y discriminación en contra de las mujeres y las niñas es uno de los objetivos y compromisos fundamentales e inaplazables de la Universidad Nacional.

Por tal motivo, en el entendido de que la reflexión es uno de los cauces para mitigar el embate ominoso de violencia de género que vivimos actualmente, Libros UNAM pone sobre la mesa de discusión la producción intelectual y cognitiva que se ha gestado en la Universidad durante los últimos años sobre esta condenable tendencia. Son libros que abordan la problemática desde muy diversos y pertinentes ángulos para aspirar a reconocer y documentar todas las violencias en contra de las mujeres: psicológica, sexual, laboral, escolar, política, económica, física, profesional, social, institucional, pero también delitos como el feminicidio, la trata, las desapariciones, las agresiones físicas y otros crímenes que suceden cotidianamente en México y el mundo. Como un acto consecuente y necesario, la presentación de este número es de Marisa Belausteguigoitia Rius, directora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM, que, desde la óptica de los estudios de género y feministas, nos propone nuevas cartas de navegación críticas para ir contramarea a extirpar ese tumor insano que flagela, condena, a nuestro país. Ahí encontramos el movimiento actual con toda su fortaleza e influencia: un tsunami insaciable y necesario generado por colectivas feministas. Ellas y sus olas implacables son las mujeres maremoto. Alcemos, pues, la voz en contra de las injusticias, los crímenes y las violaciones de los derechos humanos y pugnemos con firmeza por la dignificación e igualdad de las mujeres en nuestra sociedad.

Artículo anteriorEn la música clásica hay un problema real de inclusión: Jeri Lynne Johnson
Artículo siguienteSe vive la cuarta ola del feminismo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí