Inicio POLÍTICA Recuperación económica vs. estanflación

Recuperación económica vs. estanflación

Aun cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador estima que el
crecimiento económico de México para el 2022 será de un 5%, el Banco de
México proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) será de un 2.6%.

Los analistas coinciden más con este último dato que con el del presidente de la
República, toda vez que consideran que México ha entrado en una etapa de
RECESIÓN TÉCNICA, lo que significa que en nuestra economía se registran
contracciones del PIB durante dos trimestres consecutivos, lo cual no significa que
estamos en una crisis económica, pero sí estamos en riesgo.

La titular de la Secretaría de Economía ha confirmado que se estima que
efectivamente la economía nacional andará por un 2.5 a 2.6 % de crecimiento.
Todo por culpa de Ómicron.

Mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el crecimiento
para México será de un 2.8%, luego de que el Banco Mundial lo redujera a un 3%.
También se ha dicho que México corre el riesgo de caer en una ESTANFLACIÓN,
lo que significa que podrían darse de forma conjunta un estancamiento de la
economía con inflación, es decir que habría una contracción en la demanda, lo
cual provocaría una disminución de los precios de los productos. Podría darse un
crecimiento demasiado lento y un nivel de desempleo muy alto y los precios en
aumento.

Este pronóstico se da en base a que a fines del 2021 se tuvo un crecimiento cero
y la inflación más alta en los últimos 20 años del. 7.2 %, lo que de repetirse podría
provocar una ESTANFLACIÓN, lo que sería muy grave para la economía
mexicana.

De seguir así las cosas podría haber ESTANFLACIÓN, toda vez que los
trabajadores siguen ganando el mismo sueldo y al subir los precios de los
productos no pueden acceder a la canasta básica, afectando el poder de consumo
y la capacidad de adquisición de las familias.

En el caso del empleo se vislumbra que se mantendrá un bajo nivel y no subirán
los salarios, por tanto, habrá desempleo y los puestos que se conserven serán con
un bajo salario.

La única manera de que esto se evite es que ya no suban los precios de los
productos y que haya crecimiento, aunque sea pequeño, además de que se pueda
abatir el desempleo.

Sin embargo, todo indica que la inflación continuará escalando, aun cuando el
gobierno informe lo contrario, porque los precios de bienes y servicios han ido en
aumento y los energéticos siguen subiendo lo mismo que algunos productos del
campo.

De manera que aun cuando el presidente de la República se muestra optimista,
los datos duros muestran que la economía mexicana estará en aprietos para
entrar en una ruta de recuperación.

Mientras tanto habrá que ver si termina ganando la RECUPERACIÓN
ECONÓMICA o la ESTANFLACIÓN. Haga sus apuestas.

Artículo anteriorTreinta años sin Flores Canelo, el niño tímido de Monclova
Artículo siguienteLa maldita misoginia

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí