Inicio ESTAR BIEN Reflexiones sobre un mundo raro

Reflexiones sobre un mundo raro

93
0

13 Preguntas acerca del coronavirus

Durante muchas semanas me negué a escribir sobre el coronavirus. Lamentablemente, lo ocurrido en días recientes me obliga a abordar el caso. Lo hago como una serie de reflexiones y preguntas sobre un mundo que cada vez entiendo menos. Por eso las comparto a continuación.

  1. ¿Por qué una enfermedad que pertenece a una familia descubierta desde los años sesenta del siglo pasado y que tuvo un brote en 2002 (con una letalidad mayor en ese entonces que ahora), se ha convertido en este año en una pandemia que ha puesto al mundo de cabeza?
  2. ¿Cómo es posible que un padecimiento con 150 mil enfermos y seis mil víctimas letales (0.002 por ciento de morbilidad y menos del 0.0001 por ciento  de mortalidad) en el mundo ocasione que los mercados bursátiles se desplomen con tanta  virulencia (por utilizar un adjetivo ad-hoc)?
  3. ¿Por qué si la ONU reconoce que hay muchos males de salud mayores en el mundo, como la pobreza y las enfermedades ocasionadas por el calentamiento global, la Organización Mundial de la Salud (una de sus subsidiarias) insiste en adoptar medidas drásticas como cerrar fronteras y evitar reuniones o hasta saludos de mano?
  4. ¿Por qué los organismos internacionales multilaterales no adoptan medidas más enérgicas, por ejemplo contra las muertes por hambre (nueve millones al año, más del 0.1 por ciento de la población), pero sí reaccionan creando alarma entre la población mundial por un virus cuya mortalidad no es tan grave?
  5. ¿Por qué los medios han dado especial cobertura al caso de Coronavirus cuando hay, en el mundo, muchas más muertes por el binomio tabaco-alcohol (10 millones anualmente), gripe común mueren (650mil al año), paludismo (400 mil), cólera (100 mil), sarampión  (90 mil), solo por mencionar algunos ejemplos?
  6. ¿Por qué un país al que históricamente la salud de sus ciudadanos poco le importa (al grado de permitir cualquier tipo de experimentos con humanos a gran escala como el LSD), Estados Unidos, ahora cierra sus fronteras y prohíbe aterrizajes de acciones de otros países en su territorio?
  7. ¿Por qué Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, un organismo que al igual que casi todos los de la ONU sigue instrucciones de Estados Unidos, insiste en hacer cada vez recomendaciones más drásticas por el coronavirus? ¿Por qué durante un tiempo fue directivo de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés), un apéndice de la ONU que es dirigido por Seth Berkley, ligado a la fundación Rockefeller y quien es uno de los 100 más influyentes del mundo, según algunas revistas estadounidenses?
  8. ¿Por qué algunos seguidores de las teorías de la conspiración consideran que el coronavirus es un experimento de Estados Unidos (principal país capitalista) para reducir la importancia económica de China, mientras que, del otro lado de la geografía política, otros piensan que fue creado por China (¿gobierno comunista?) para adquirir empresas globales (a precios ridículos) que están instaladas en su territorio?
  9. ¿Por qué las bolsas de valores y el petróleo responden con tanta enjundia (las mayores crisis desde 1987 o 2006, según las fuentes y ambas consideradas en su momento tan graves como las de 1929) a un virus, cuando las acciones supuestamente están respaldadas por activos y el petróleo por toda una industria a su alrededor?
  10. ¿Por qué otros analistas de la teoría de la conspiración piensan que todo el escándalo mediático detrás del coronavirus tiene como principal objetivo desviar la atención (o quizá justificar) una catástrofe económica y financiera que ya se ha frenado en varias ocasiones (burbuja inmobiliaria, principalmente), pero que sigue latente porque el mundo se mueve más por lo que se dice que por lo que se hace?
  11. ¿Por qué no se cerraron totalmente fronteras por contaminación de alimentos, cuando la propia OMS estima que las intoxicaciones alimentarias son responsables de más de 400 mil  muertes anuales?
  12. ¿Por qué algunos analistas consideran que las crisis y el caos son excelentes para controlar socialmente a la población o para desvirtuar o condenar sus reivindicaciones más urgentes o radicales o incluso para derechizar las políticas estatales?
  13. ¿Quiénes ganan con todo lo que está sucediendo? ¿Los laboratorios? ¿Algunos países? ¿Algunos personajes de la política mundial que enfrentarán elecciones en breve?

En fin, estas son solo una serie de reflexiones sobre lo que sucede a nivel mundial con un virus que tuvo varios antecedentes pero que se conoció en China como SARS-Cov en 2002 (700 muertes. con una mortalidad de 10 por ciento), evolucionó en MERS-CoV en Arabia Saudita en 2012 (800 muertes y letalidad de 35 por ciento), y rebrotó en China a finales del año pasado (con más muertes, pero una tasa de fatalidad de dos por ciento, hasta el momento).

Para finalizar, recuerdo que hace 11 años escribí (y tengo la documentación al respecto) que el caso de México y la aparición del virus H1N1 pudo tratarse un evento planeado y programado, porque en 2005 y en los documentos posteriores de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), se planteaba con anterioridad, un “simulacro” de salud en nuestro país, precisamente, como sucedió, en el mes de abril de 2009. Dice el filósofo del metro: El mundo está enfermo, pero ¿cuál es el verdadero virus?

Roberto Fuentes Vivar

Artículo anteriorEl rey Sol…
Artículo siguientePrevenir para no lamentar
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí