Inicio POLÍTICA San Alejo, san Alejo

San Alejo, san Alejo

41
0
Han asesinado en México a 8 periodistas.

La política en rosa

Elsbeth Lenz

En estos tres meses que llevamos del año 2022, han asesinado en México a 8 periodistas, por esto no es de extrañar, que según la organización Reporteros sin Fronteras, México es el país más mortífero del mundo, para ejercer el periodismo y el estado de Veracruz, estaría en uno de los primeros lugares de peligrosidad, en cuanto al ejercicio periodístico se refiere.

Soy afortunada jamás he sido violentada, ni coartada en mi libertad de expresión por ningún político, funcionario público o militante partidista; jamás he recibido por parte de nadie, ningún tipo de agresión física, ni de ningún otro tipo; hasta ahora en mi espacio de libre expresión, me he relacionado con políticos y funcionarios buenos y malos, pero jamás me habría yo topado con gente tonteja… hasta ahora.

Con esta columna, voy cerrar con algo que me viene molestando desde hace  tiempo, me remonto al 2018, año en que mencioné en este espacio, a un señor que en cierto periodo gubernamental, se habría visto muy favorecido; lo llamaremos Mr. Bridges, en aquella nota jamás levante falsos sobre su persona, simple y llanamente hablé de su vida, no había ninguna mentira en aquella columna. 

Mr Bridges reaccionó en 2020 y habilitó a un Sujeto de la tercera edad, bastante machista, para que desapareciera la nota en cuestión, de todos los sitios web, en donde aparecía; Sujeto así lo hizo, hasta que se topó con pared y tuvo que contactarme, por supuesto que Sujeto en su machismo exacerbado, se dirigió en primera instancia a un pariente político mío, porque ¿Cómo él? Se iba a dirigir a una mujer, él se tenia que dirigir a un hombre que me representara ¡Hágame usted el favor!. 

Por supuesto que mandé por un tubo al pariente político y no le quedó otra a Sujeto, que rebajarse a hablar conmigo; el Sujeto me trajo en salsa más de un mes y el franco acoso por parte del viejito ese confianzudo, me tenía hasta la madre.

Finalmente y debido al acoso enloquecido de Sujeto, la columna desapareció de la web, hasta que un par de meses después, Sujeto volvió a la carga, porque en mi servidor viejo, había un link en el que aparecía la columna aquella; hermosos míos, he de confesar que ya a esas alturas mi paciencia, que es muy escasa; se habría agotado y mande muy lejos a Sujeto.

Finalmente, no le quedó otra a Mr. Bridges que contactarme, porque ¿Qué creen? Que Bridges me conoce, pero pues ¿Cómo él? Me iba a llamar pa’ pedirme el favor de ocultar su pasado; al final el tipo me dio mucha lástima, hizo un desmán por algo tan sencillo, bajé el último link del servidor viejo, con la consigna de no volverse a cruzar por mi camino. 

Hace un par de días, me llamaron a mi celular, de una agencia española, especializada en gestión de datos web, solicitándome el retiro de el nombre de su representado, con base en la Ley del Derecho al Olvido, una ley vigente en España, pero que en México, no existe aún. 

En principio no entendí de qué me hablaban, hasta que mencionaron el nombre de Mr. Bridges, ahí fue que entendí todo y supe que la maldad tiene límites, la estupidez es infinita, así que ¡San Alejo! ¡San Alejo! Líbrame de ese tontejo. 

No soy abogada, pero mi sentido común me hizo reaccionar y de inmediato, pregunté los datos a la mujer y le pedí el nombre de la empresa de la cual llamaba, le hice saber que en México esa ley no existe y le comenté que acudiría a las instancias correspondientes, a levantar una denuncia. 

La mujer me colgó de inmediato, yo por supuesto que acudí a las instancias conducentes, a dar curso a lo procedente, debido a que me parece una locura, que una persona se dedique en sus ratos libres, a acosar comunicadores y periodistas, pidiendo que borren su nombre, de los sitios web en los cuales aparece.

Sé que Mr. Bridges, se ha dirigido con la misma perorata, a otros medios de comunicación, entiendo su preocupación y su derecho a ser olvidado, pero ese derecho, acosando periodistas y comunicadores no llegará jamás; además, es de gente sumamente trastornada, acudir a instancias de otros países, a que vengan a coartar la libertad de expresión de comunicadores y periodistas, a un país como México, suficiente tenemos ya, con el montón de periodistas muertos, como para que los comunicadores y periodistas veracruzanos, seamos el entretenimiento de este señor. 

Con esto cierro el capítulo, le deseo a Mr. Bridges lo mejor, que vuelva a lo suyo y deje a la prensa veracruzana, hacer su labor sin interrupción.

Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz

Artículo anteriorPaís seguro
Artículo siguienteAumenta empleo en febrero: INEGI
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí