Inicio TECNOLOGÍA Se apaga la radio

Se apaga la radio

La semana pasada, precisamente el 28 de junio, dijo adiós grupo ACIR a la audiencia de Coatzacoalcos. El significado de Grupo ACIR es Asociación de Concesionarios Independientes de Radio.

Después de 53 años de estar en el aire las estaciones Amor 107.5 y La Comadre 100.1 que se escuchaban en frecuencia modulada, los dueños han decidido dejar de transmitir dejando sin trabajo a más de 30 empleados que seguramente serán liquidados conforme a la ley, pero que se quedan sin una fuente de ingresos para su familia.

El amplio auditorio que tenían estas estaciones en Coatzacoalcos extrañará la programación de música romántica y regional mexicano, además de los programas y noticieros que se transmitían diariamente en el 107.5. 

Originalmente estas estaciones llegaron a Coatzacoalcos con el nombre de Stereo Amistad e Inolvidable, para convertirse luego en Amor 107.5 “Solo Música Romántica”, con los programas que hicieron historia como “Un hombre y una mujer” y “La Hora de Luis Miguel” que eran escuchados por una amplia audiencia en la región, además de La Comadre 100.1 que se dedicaba a transmitir música regional mexicana. Además de los programas informativos de corte nacional: Panorama Informativo con Alejandro Cacho y Espacio Deportivo.

Hasta la fecha estaban operando en Coatzacoalcos 8 estaciones de radio de tipo comercial además de una gubernamental. 

• Grupo Acir propietario de las estaciones La Comadre y Amor.

• Grupo Fórmula propietario de Radio Fórmula.

• Radio, S.A. propietario de Máxima FM.

• Emisoras Mexicanas de Veracruz propietario de Radiohit-La Explosiva.

• Organización Radiofónica Mexicana propietaria de FM Imperio y Activa.

• Grupo Radio Digital propietario de Soy FM.

• Radio y Tv de Veracruz propietaria de Radiomás.

Además de las estaciones que llegan de ciudades circunvecinas como Minatitlán y Acayucan.

Hay que considerar también que según la licitación número 8 del Instituto Federal de Telecomunicaciones del 2021, hay una emisora que según la autoridad es factible de ser concesionada en Coatzacoalcos con la frecuencia 88.1 de FM de tipo A con una potencia radiada aparente de 3000 watts. 

Cabe aclarar que ya no hay emisoras que transmitan en amplitud modulada (AM), ya que todas las que había ya migraron a frecuencia modulada (FM); sin embargo, ninguna de estas transmite la señal en Alta Definición (HD) o digital como lo hace la televisión, derivado de que por un lado los altos costos que implica la instalación de esta tecnología son muy elevados y casi no hay aparatos de radio receptores de la señal HD. Solamente algunos vehículos en México cuentan con esta propiedad. 

CIERRA GRUPO ACIR

La razón que orilló a Grupo ACIR a dejar de transmitir en Coatzacoalcos es de carácter financiero, toda vez que el mercado actual no está dando para que todas las estaciones tengan los anunciantes suficientes para sostener su plantilla laboral y cubrir los gastos de operación. De manera que se tendrá que reducir el número de estaciones, por lo que no sería raro que en breve dejen de transmitir otras emisoras que no puedan seguir operando por culpa de las bajas ventas de publicidad.

Con el cierre de Grupo Acir termina toda una época de la radio en Veracruz, que comenzó en amplitud modulada en el año 1961, y posteriormente en 1969 el empresario radiofónico Francisco Ibarra López adquirió estas estaciones que con el tiempo fueron cambiando de nombre comercial, pero manteniendo el slogan de “Sólo Música Romántica”.

Por los micrófonos de estas estaciones pasaron grandes locutores y locutoras, a quienes hoy se les reconoce con admiración como Omar Béjar, Vicky Azuara, Franco Navarro, Eleazar Sibaja y recientemente Karina Rustrian, Yendi Martínez y Alex Chávez, cuyas voces estaban identificadas plenamente con los radio escuchas. 

Por cierto vaya un gran saludo a los gerentes que estuvieron a cargo de estas estaciones, en especial a la licenciada Erika López, quien desempeñó un gran papel durante el tiempo en que estuvo a cargo de la gerencia de Acir.

Al apagarse las estaciones de Grupo ACIR en Coatzacoalcos, se produce un gran silencio y dejan un enorme vacío, que debe poner a pensar al resto de las radiodifusoras de la región, que tendrán que poner a trabajar su creatividad para evitar que la crisis les alcance y continúen sonando como hasta ahora. 

No hay que olvidar que la radio es para todos y que puede llegar a cualquier rincón por alejado que se encuentre, de manera que hay que renovarse o morir, echando mano de las nuevas tecnologías para seguir entrando a todos los hogares, para informar y alegrar a las familias. Hay que evitar que la radio se apague, porque la radio comunica, informa y alegra los corazones.

Artículo anteriorLa Apología de un perpetrador
Artículo siguienteHay costumbres verbales que se transmiten y se valoran, dando lugar a múltiples tradiciones populares: Luis Fernando Lara

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí