Uno de los últimos mensajes emitidos por el otrora vocero institucional, el doctor Hugo López Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, respecto a la pandemia provocada por el Coronavirus Sars-coV-2 y relativo a que tendríamos que acostumbrarnos a vivir con el virus, hoy, México vive, nuevamente la intensidad de los contagios y el país vuelve a estar inmerso en riesgo sanitario, la advertencia se cumple y cobra vigencia.


El problema es que hay evidencias de que las medidas de control se han desvanecido y que, desde que López Gatell dejó la “vespertina” la atención sobre la pandemia está pasando a segundo o tercer plano de importancia dentro de la agenda nacional, sin embargo los contagios están en una tercera ola, en algunos estados.
El Coronavirus, Covid-19, Sars CoV-2, o como usted quiera llamarle, está fuera de la televisión y deja de ser tendencia en las redes sociales, por lo tanto, aparece una extraña sensación de que la enfermedad provocada por el virus está desapareciendo, a esto le sumamos que en los noticieros el reporte se circunscribe a la tendencia a la baja en los contagios. La verdad es que el covid está fuera de control.


Por otra parte, la vacunación que empezó con mucha enjundia antes del proceso electoral, causando expectación por ser la única alternativa de combate real contra la enfermedad, cosa que no es cierta, porque la vacuna sólo es un paliativo para que, en caso de contagiarse, los síntomas y efectos sean más leves y con grandes posibilidades de salvarse de una intubación.
Las autoridades sanitarias y los entes de gobierno dictan, con la anuencia de los sectores médicos rectores, los aforos y la movilidad de los ciudadanos en las poblaciones urbanas, los lugares de concentración masiva llámese deportivos, religiosos, recreativos y de entretenimiento, los comercios abren sus puertas y la normalidad, con mascarilla, se realiza y lleva a cabo en las ciudades y poblaciones del país, incluido y preocupante el estado de Veracruz.


El rebrote, aunque se quiera minimizar, está ocurriendo, la Secretaría de Salud Federal reporta desde el sábado 19 de junio que existe un aumento en el número de casos positivos de Covid-19 en comparación con la semana anterior, se habla de un incremento del 15%, precisamente, cuando se esta imponiendo el regreso a clases y los hospitales inician la reconversión de Hospitales Covid a Hospitales generales.


Las reaperturas de los comercios, restaurantes, cines y establecimientos se están dando a nivel nacional autorizados por ls gobiernos estatales y municipales, pero, el riesgo epidemiológico asusta por el incremento en los últimos días y las nuevas advertencias de la Secretaria de salud con la semaforización y devolvió a varios estados a color amarillo y dos estados más en rojo.


La sombra de incertidumbre instaurada por, López Gatell, envuelve el ambiente nacional con desinformación sobre la evolución de la pandemia, ya no sabemos si vamos bien o vamos mal o, quizás, debemos de apechugar que las cosas por decreto y en discursos optimistas están mejorando aunque las estadísticas digan lo contrario y, mientras se esclarece el avance del coronavirus en el país no queda más que cuidarse porque ya no sabemos a quién creer.


La advertencia de Gatell como maldición esta agobiando a los ciudadanos que ya no saben que hacer, el virus está azotando a las personas y el sector salud no tiene las respuestas idóneas para la prevención, que insisto, ha pasado a segundo termino desde que la vespertina de Gatell, alió del aire.
Por lo tanto, las autoridades de los niveles de gobierno locales, están conminando a la ciudadanía a que recurra a su propios métodos de autorregulación y protección contra el virus, ante el abandono del confinamiento, la gente deja sus casas para tratar de recuperar la añorada “normalidad” pero, con exceso de confianza que, por estar vacunado, da la sensación que estamos protegidos contra el contagio y que la pandemia va a la baja, cosa mas alejada de la realidad que estamos viviendo y la estadísticas advierten que estamos en una situación bastante critica, pero como dicen por ahí, usted decide si se contagia…
Suburbio 1

Alguien por ahí dijo que no habría apagones en en el país, sin embargo, Quintana Roo, estuvo en tinieblas y obscuridad por un apagón marca llorarás y, que, la autoridad consignó como provocado, ¿por quién? Ahí esta la duda.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta