La Marina de Estados Unidos (EU) inició una serie de pruebas en su portaaviones más reciente y avanzado, llevando a cabo poderosas explosiones para determinar si el barco está listo para la guerra.

La primera de las pruebas, conocidas como Full Ship Shock Trials, ocurrió el viernes, cuando la Armada desencadenó un evento explosivo gigante cerca del USS Gerald R. Ford.

Imágenes y videos mostraron una enorme explosión de agua en el océano, como resultado de lo que los medios estadounidenses informaron que fue una explosión de 40 mil libras (18.144 kilogramos).

Explosión: como si fuera un terremoto

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que la explosión, que ocurrió en el Océano Atlántico frente a la costa de Florida, se registró como un terremoto de magnitud 3.9. 

“La Armada realiza pruebas de choque de nuevos diseños de barcos utilizando explosivos activos para confirmar que nuestros buques de guerra pueden seguir cumpliendo los exigentes requisitos de la misión en las duras condiciones que podrían encontrar en la batalla”, dijo en un comunicado.

Después de las pruebas, el buque de guerra se someterá a mantenimiento y reparaciones. 

Los ensayos se están llevando a cabo dentro de un cronograma estrecho que cumple con los requisitos de mitigación ambiental, respetando los patrones de migración conocidos de la vida marina en el área de prueba.

Tomado de: Uno TV

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta