Inicio TURISMO/CULTURA Una Actuación Magistral: The Whale (La Ballena)

Una Actuación Magistral: The Whale (La Ballena)

297

El pasado viernes volví a vivir la experiencia del cine tradicional y tuve la oportunidad de disfrutar de una actuación que podría calificar de soberbia, magistral, única. Antes, debo decir que, contrario a la costumbre de hoy en día donde el video on demand es el pan de cada día ofrecido por las plataformas digitales. Acudí a una sala de cine en compañía de mis hijas, y con tristeza por la poca asistencia de personas, fuimos testigos de, como decía, una interpretación muy profesional de parte de Brendan Fraser, un actor que habíamos visto hace algunos años en películas cómicas y de aventuras como “George de la Selva” (una parodia de Tarzán de la selva) y “La Momia”, donde
pasó sin pena no gloria como actor protagónico.

The Whale (La Ballena) es la cinta que narra la última semana de vida de Charly, interpretado por Fraser, un profesor de literatura homosexual que padece de obesidad mórbida, un padecimiento agravado a raíz de sus pérdidas, las cuales van desde la muerte de su pareja hasta el desdén de su hija adolescente.

La actuación de Brendan Fraser le ha valido la premiación de los Critics Choise Adwards 2023 y que son la antesala a la premiación de los premios Oscar, en los cuales el actor ha sido nominado dentro de la categoría de mejor actor protagónico.

La trama pone en evidencia el sufrimiento, al parecer inducido por el propio protagonista, haciendo que el espectador se contagie del dolor que contrasta con su propio egoísmo por no atender las recomendaciones para atender su padecimiento, solo por no recurrir a los recursos
económicos que dispone porque son la herencia que dejara a su hija, a quien no veía desde que la había abandonado desde niña.

Lo que parecen ser los últimos días de vida de Charly, son un recorrido de lo que fueron sus agravios, su pasión, su locura y tal vez su ambición, que en lo personal nos ponen a reflexionar sobre la vida, la familia, los amigos, el trabajo y por simple que parezca, nuestra alimentación, que es parte de lo cruda que puede parecer la cinta, en escenas donde la ingesta de comida chatarra por parte del protagonista, hizo que la bolsa de palomitas que teníamos a la mano se quedara a la mitad y dejáramos el resto en el cesto de la basura.

Sin duda que la película es altamente recomendable, desde nuestro punto de vista sin considerarnos unos experimentados críticos de cine, por lo que, si se quiere disfrutar de una actuación que estamos seguros le contagiará y le hará sentir tristeza, amargura, pena y una que
otra sonrisa, es tiempo de volver al cine tradicional, para admirar la magistral actuación de Brendan Fraser.

Artículo anterior¡Que te calles!  
Artículo siguienteEl derecho al olvido digital
Alberto Francisco Olaya Avila nació en la Cd. de México el 20 de septiembre de 1967. Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación, Periodismo a y Comunicación Colectiva de la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragon de la UNAM. Desde 1988 está dedicado a la radiodifusión comercial. Inició trabajando en Organización Radio Centro donde se desempeñó como Auxiliar Administrativo de Ventas, Control de Materiales, Continuista y Productor. Es fundador de radiodifusoras independientes como la XEPOR AM de la zona de la mixteca de Oaxaca inaugurada en 1991 y la XHCHH de Chilpancingo,Guerrero, que inició transmisiones en 1994. También trabajo para la XHZS de Coatzacoalcos, Veracruz de 2003 a 2019 y actualmente es Director General de Grupo Oro Comunicaciones en Puebla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí