Inicio POLÍTICA Votando desde el hambre

Votando desde el hambre

49

La política en rosa

Elsbeth Lenz 

Cuentan las crónicas, que hace muchísimo tiempo el Revolucionario Institucional era el único partido, por ello la elección, era tan solo un trámite que pasaba un candidato, para hacerle al cuento de la democracia, hoy las cosas han cambiado en nuestro país, sin embargo aunque pareciera que esto representaría algo muy positivo, la realidad es que no lo es y es que el mexicano vota desde el hambre, ¡Si señor! Desde el hambre de un Mesías, de una especie de hado madrino o Dios, alguien que llegue a solucionarle y darle, alguien que llene y colme todas las necesidades.

El elector mexicano en su mayoría, espera un Mesías que lo colme de todo lo imaginable y honestamente, aunque la biblia dice “Yo estoy contigo: te cuidaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra. No te abandonaré sin cumplir lo que te he prometido” esa promesa la hizo Dios, no un pobre candidato, que seguro también trae la misma hambre que el elector, sino es que peor, porque esos traen hambre de poder, de grandeza y de reconocimiento… esos sí que son peores

Esa hambre se ve en todos los niveles, por ejemplo la burocracia veracruzana en los años de Javier Duarte de Ochoa, se quejó de cualquier cantidad de infamias de los funcionarios Duartistas, entonces escucharon al canto de la sirena y creyeron el oro y el moro que ofreció Miguel Ángel Yunes Linares, quien con esas escobas, jergas y lejía, limpiaría Palacio de Gobierno de la corrupción, saciaría su apetito y cubriría sus necesidades y ¡Pum! Le entregaron su corazón y su voto al choleño, porque con el saciarían su apetito

Los empresarios al menos los xalapeños, hicieron lo mismo, en la campaña pusieron todas sus esperanzas en Miguel Yunes Linares, porque con él si iban a salir de la crisis, con él si amasarían las grandes fortunas ¡Ya viene! ¡Ya llega! El Mesías que nos dará.

A la postre llegó Yunes Linares y lo primero que hizo tan pronto llegar, fue correr a toda la burocracia aquella que andaba con la matraca, aquella que le entregó su corazón y su voto; de los empresarios, jamás se volvió a acordar y recuerdo a un líder sindical que hasta una comida le hizo en la campaña, a ese pobre,  Enrique Pérez no lo recibió jamás, en los dos años que administraron los yunistas. 

Tan pronto empezó la campaña Cuitláhuac García Jiménez, los empresarios corrieron a sus brazos, porque con él sí llegarían ¡Con Cuitláhuac! Si habría; la burocracia aquella que andaba con la matraca con Yunes Linares, esa misma corrió a entregarle su corazón a Garcia Jiménez, porque con él ¡Primero los Pobres! Recuerdo que aquel sindicato qué le hizo la comida a Yunes Linares, ese mismo sindicato, mandó a sus agremiados con lonas y pancartas a un desfile, a echarle en cara  Yunes Linares sus malos tratos.

Finalmente ganó Cuitláhuac García Jiménez y toda esa pandilla con hambre, andaba relamiéndose los bigotes, pensando en esos jugosos contratos, en esas 8 horas con salario digno, en las cuotas sindicales y por supuesto en el Mesías que llegaría, hoy los veo y cuentan que nada de eso llegó.

Hoy a esa misma gente, la veo con las mismas esperanzas puestas en un  Mesías, porque los maltrataron, los trajeron de marcha en marcha y además no les cumplieron, a los empresarios los veo igual que hace 5 años, organizando comidas para el candidato a Mesías, porque con el si van a salir, con el si van a ser y con él si va a haber… 

Hoy veo al empresario Claudio X González, diciendo las mismas cosas que antes dijo de Felipe Calderón y luego de Enrique Peña Nieto, hoy el empresario está esperanzado porque viene otro Mesías, pero no solo eso, hoy le pide a Jorge Álvarez Máynez, el candidato de Movimiento Ciudadano, que decline en favor de Xóchitl Gálvez, porque Sheinbaum es un peligro, igual que lo fue Calderón y Peña Nieto… ¡Ah! Pero ahora sí ¡Señores, señoras! Con esa candidata ¡Vamos a ser ese México! Con esa candidata ¡Vamos a tener! Y  con ella ¡Sí va a haber!… ¡Si cómo no! Si Dios le da licencia, lo hemos de ver en menos de un año, denunciar a la falsa Mesías… si no me creen… pronto lo harán.

Por eso lector lectora querida, ten claro que el Mesías, al menos de una urna electoral, no saldrá…

Así las cosas mis hermosos y llegamos al viernes, nos leemos el próximo lunes, pasen un lindo fin de semana. 

Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz

Artículo anteriorSube nivel político de agua; no a los tinacos en Xalapa 
Artículo siguienteDormir menos de seis horas al día aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí