Inicio MEDIO AMBIENTE Ya, mortalidad en masa de especies por el cambio climático

Ya, mortalidad en masa de especies por el cambio climático

84
0

Entre 3,300 y 3,600 millones de personas viven ahora en contextos altamente vulnerables, con severos problemas de miseria, hambre y carencia de agua.

En el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), publicado este 28 de febrero en Berlín (que contiene tres mil 675 páginas), y que se denomina “Cambio climático 2022: Impactos, adaptación y vulnerabilidad”, se advierte que los daños a la Tierra y sus habitantes han llegado a un momento de devastación con incontrolables efectos masivos que provocan miseria, hambruna y carencia de agua: hasta la mitad de las especies animales y vegetales terrestres corren un alto riesgo de extinción a causa del cambio climático, un problema que ahora mismo afecta a casi la mitad de la población mundial, se alerta en el documento.

Si en el año 2100 la temperatura media del planeta llega a los 5º C por encima de los niveles preindustriales, hasta 48 por ciento de las especies podrán extinguirse. Si se logra contener el calentamiento a 1.5º C para finales de siglo, la cifra de especies terrestres en alto riesgo de extinguirse llegaría a 18 por ciento.

En términos de población dañada y en peligro, casi la mitad de los humanos padecen estos problemas hoy en día: entre tres mil 300 y tres mil 600 millones de personas ya viven en contextos altamente vulnerables al cambio climático, con severos problemas de miseria, hambre y carencia de agua, se señala en el informe. A nivel mundial, menos de 15 por ciento de la tierra, 21 por ciento del agua dulce, y ocho por ciento de los océanos están en áreas protegidas. Y en la mayoría de esas áreas protegidas, el cuidado y la administración “es insuficiente para contribuir a reducir daños o aumentar la resiliencia al cambio climático”, se explica en el escrito.

“El aumento de olas de calor, sequías e inundaciones ya ha superado los umbrales de tolerancia de las plantas y los animales, y ha provocado la mortalidad en masa de diversas especies, como árboles y corales. Estos fenómenos meteorológicos extremos se producen de manera simultánea, lo cual genera impactos en cascada que resulta cada vez más difícil controlarlos. Debido a estos fenómenos, millones de personas han quedado expuestas a una situación de inseguridad alimentaria e hídrica aguda, especialmente en África, Asia, América Central y del Sur, así como en islas pequeñas y el Ártico”, se lee en el texto.

El estado de deterioro del planeta es delicado, irrecuperable en muchos aspectos, y la humanidad ya no tiene tiempo que perder porque su capacidad de respuesta y resiliencia se está agotando. “El aumento de los extremos meteorológicos y climáticos ha provocado algunos impactos irreversibles a medida que los sistemas naturales y humanos se ven empujados más allá de su capacidad de adaptación”, se apremia.

El tiempo se va y las medidas para paliar los daños en la Tierra no sólo son insuficientes sino extemporáneas y perjudican a los más desvalidos. De acuerdo con el nuevo informe, “los avances en materia de adaptación son dispares, y las brechas entre las medidas adoptadas y lo que se necesita para hacer frente a los riesgos crecientes son cada vez más profundas. Estas brechas son mayores entre las poblaciones de menores ingresos.”

El lenguaje de los expertos es cada vez más apremiante para dejar de lado eufemismos y ambigüedades ante la emergencia global que vive el planeta, lo cual se plasma en este informe: “Se hace hincapié en la necesidad urgente de adoptar medidas inmediatas y más ambiciosas para hacer frente a los riesgos climáticos. Ya no es posible continuar con medias tintas”, expresó el Presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, Hoesung Lee, un economista surcoreano especializado en economía del calentamiento global.

El problema para la existencia en el planeta no sólo se debe a los fenómenos climáticos, sino a lo que los humanos han hecho con sus vidas, sus sociedades y el ecosistema mundial. Los científicos señalan que el cambio climático interactúa con distintas tendencias internacionales, como el consumo no sostenible de los recursos naturales, la creciente urbanización, las desigualdades sociales, las pérdidas y daños provocados por los fenómenos extremos y la pandemia, “lo cual pone en peligro el desarrollo futuro”.

En el informe se indica que el desarrollo resiliente al actual estado deteriorado del clima ya representa un desafío con los niveles actuales de calentamiento. Dicho desarrollo será más limitado si el calentamiento global supera los 1.5° C. En algunas regiones, este desarrollo será imposible si el calentamiento global aumenta más de 2° C. “Esta conclusión clave pone de relieve la urgencia de aplicar la acción climática, con especial énfasis en la igualdad y la justicia. La financiación adecuada, la transferencia de tecnologías, el compromiso político y las asociaciones incrementan la eficacia de la adaptación al cambio climático y la reducción de las emisiones”, se señala en el documento.

Artículo anteriorMás de 8,400 especies de flora y fauna, en peligro crítico de extinción en la Tierra
Artículo siguienteGómez Cazarín y su comisión de Seguridad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí