Inicio POLÍTICA Crónica de una reforma perdida

Crónica de una reforma perdida

96

Hoy por hoy muchos estamos convencidos que lo que ha caracterizado a los dirigentes de la transformación de cuarta es, dicho con todo respeto como dice el clásico, su negligencia, torpeza o ignorancia que quieren disfrazar de ingenuidad. La inminente derrota ahora a través de la suspensión de la Reforma Electoral mejor conocida como Plan B, por parte del magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Javier Laynez Potisek, era una “crónica de una reforma perdida”, por decirlo de alguna manera, ya que contenía, según los expertos, argumentos que no tenían sustento legal, lo que derivó en que el mencionado ministro, admitiera la controversia constitucional que interpuso el Instituto Nacional Electoral contra la reforma en cuestión, lo que deja las cosas como estaban hasta antes de su aprobación en la cámara de diputados.  

Inmediatamente los militantes y porristas de la ideología de cuarta, salieron a despotricar contra la corte, acusándolos de todo y de nada. El secretario de Gobernación, a través de un tweet declaro: “El oportunismo político encabezado por la oposición no debe dar paso a la duda de las acciones de la @SCJN, la suspensión otorgada el día de hoy se mantendrá hasta el momento en que los otros dos poderes de la unión respondan a dicha solicitud.” Es decir, el hermano del presidente-dicho por el mismo- da por sentado que tanto la cámara de diputados como el ejecutivo federal, tienen la facultad de dar marcha a tras las decisiones de la corte. El proceso legal es la decisión del pleno para confirmar o revocar la suspensión otorgada por el ministro Laynez. En todo caso, lo que deja entrever una de las corcholatas del presidente, es que van a generar más presión, como hasta ahora lo han hecho con la magistrada presidenta Norma Piña, sobre el poder autónomo que es la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Los Morenistas justifican como indigentes que son víctimas de las circunstancias que llegan a llamar teorías de la conspiración. Todos contra ellos, solo por la ambición de regresar al poder. En algunos casos pueden tener razón, pero a estas alturas, los agravios a la clase media y por supuesto a los empresarios, así como a las instituciones autónomas como el INE, la SCJN, el INAI, la UNAM,  entre otros, se suman a un conglomerado de personas que habiendo votado por ese movimiento cansados de los abusos, pero sobre todo, manipulados y engañados por ese candidato que prometió todo y no ha cumplido nada, hoy están decididos a no volver a confiar en alguien, persona o partido político, que no garantice congruencia y probidad.

Lo cierto es que el entramado legal que se ha forjado a través de los años y que ha servido para dar estabilidad social al país, hoy está en riesgo. La autonomía del INE basada en lo que establece la constitución y la legislación electoral, está siendo respaldada por el único poder que hasta ahora esta demostrado que no se someterá al ejecutivo mucho menos al legislativo, que es el judicial. 

Tiene razón la Magistrada Presidente Norma Piña cuando afirma:” Como podemos hacer valer la función de contrapesos para las que fueron diseñadas, si no conocemos la importancia y valor de nuestras leyes para la impartición de justicia”. Lo que la ministra quiere decir es que la única garantía para evitar los abusos del poder es el conocimiento de las leyes. Lo malo es que la interpretación de los negligentes, torpes o ignorantes les da el valor de desvirtuarla para sus fines.

Artículo anteriorEl terrible problema del acoso 
Artículo siguientePlan B electoral, subida de tonos
Alberto Francisco Olaya Avila nació en la Cd. de México el 20 de septiembre de 1967. Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación, Periodismo a y Comunicación Colectiva de la entonces Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragon de la UNAM. Desde 1988 está dedicado a la radiodifusión comercial. Inició trabajando en Organización Radio Centro donde se desempeñó como Auxiliar Administrativo de Ventas, Control de Materiales, Continuista y Productor. Es fundador de radiodifusoras independientes como la XEPOR AM de la zona de la mixteca de Oaxaca inaugurada en 1991 y la XHCHH de Chilpancingo,Guerrero, que inició transmisiones en 1994. También trabajo para la XHZS de Coatzacoalcos, Veracruz de 2003 a 2019 y actualmente es Director General de Grupo Oro Comunicaciones en Puebla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí