Inicio TURISMO/CULTURA Decibeles

Decibeles

199

Magno Garcimarrero

El primer mando a control remoto sólo permitía encender y apagar el televisor. Yo tuve uno hace como 50 años; era un aparatejo del tamaño y forma de un jabón que se enchufaba al tomacorriente y luego a éste se conectaba la clavija del televisor. Para completar el equipo venía con un silbato que al soplarlo emitía un sonido inaudible para el oído humano, pero que el aparato captaba interrumpiendo o permitiendo el paso de la corriente eléctrica, de modo que uno con sólo soplar el pito inaudito, podía encender o apagar el televisor sin tener que levantarse del sillón o de la cama.

Un buen día la chica que hacía la limpieza de mi dormitorio, descubrió con espanto, que el aparato era sensible también a los decibeles producidos por el ruido de una escoba al caer al suelo; al principio creyó que algún fantasma la asediaba, pero después de la explicación, entendió que no debía dejar malparada la escoba, ni silbar ni cantar en tono muy alto mientras hacía la limpieza del cuarto.

No resultó ser para mí un aparato muy práctico ni que me ofreciera comodidad como supuse al comprarlo, porque cuando cenaba yo muchos frijoles, tenía yo al televisor parpadeando toda la noche.

M.G.

Artículo anteriorRaúl Prieto Río de la Loza (primo hermano de mi padre)
Artículo siguienteFallece la escritora Nélida Piñon, premio Príncipe de Asturias
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí