Inicio OPINIONES Ensalada de locos…

Ensalada de locos…

400


Dice el presidente que no aceptará chantajes y que el país puede irse mucho a ondear changos por la cola, pero no aceptará huelgas de las Universidades estatales. Ni les dará suficiente dinero.
Esas a las que se hace un sustancioso recorte de fondos en bien del deporte: tres mil millones para escuelas de beisbol, más otros dos mil para dos estadios en que celebrarán los juegos de interés mundial entre pejelagartos pantanosos del sureste y lagartijos desérticos del norte.
Seguimos esperando las cien universidades que taparán los hoyos culturales de los Institutos Patrulla, las Politécnicas Minerva y Hemphill School de Los Ángeles y Miami, aunque estos por correspondencia.
Así, y pueden chillar lo que quieran los detractores de la Transformación Región Cuarta, superaremos atrasos educativos que propicia, según el señor que así lo difunde, la necedad de examinar capacidades y conocimientos de quienes intentan ingresar a estudios superiores.
Hay métodos más simples. Si se trata de obtener el anhelado diploma de alguna licenciatura, podría recurrirse a la Plaza de Santo Domingo, con los Evangelistas (no religiosos, por fortuna) y mediante cómodo estipendio obtener el documento. Sin exámenes ni escuelas.
López Obrador comenta que abandonó una reunión con diputados gringos, porque “se le iba el avión” literalmente. Usa vías comerciales para ahorrar lo que no sucedió con la aeronave enviada por un ataúd marqueteado en oro y una triste urna con la mitad de José José.
La ciudad se vio desborda por la protesta de taxistas flotilleros, a los que atendió la señora Olga, la tierna dama que cobra en la SCJN y en Gobernación. Y que en San Lázaro con una sonrisa recibió un paquetito de mariguana de manos de una diputada destrampadita.
Claudia Sheinbaum, responsable del orden capitalino, ocupó su tiempo en gratos menesteres, encabezando un karaoke en plaza pública con quizá más de mil concurrentes.
En esta Ensalada participan todos. Con entusiasmo desbordante. Un diputado salido de las entrañas de ente desconocido, pide legislar que los medios de difusión no puedan cuestionar, oponerse o criticar al gobierno. O a los políticos en general.
Hay un primer paso en Tabasco donde hay cárcel para quien critique funcionarios públicos u obras oficiales. Aduce su pánico al retorno del neoliberalismo vía medios de información.
En palabras llanas, no se metan con Dos Bocas; si lo hacen irán a jalarle la cola a Belcebú. Serán objeto de Escarnio y condena carcelaria. Pueden establecerse, también, multas adicionales.
Nuestro canciller de lujo, punto de referencia de Estados Unidos en la relación con las naciones centroamericanas, insiste en la aprobación del ex Tratado de Libre Comercio del Norte.
Viaja a Washington donde anuncia haber cumplido las instrucciones: Guardia Nacional, miles uniformados con armas letales como contención de la marea humana que busca llegar al paraíso, al país de los libres dicen ellos.
En la Casa Blanca tiene otros datos, como suele decirse. El programa de ayuda al istmo al que destinaremos cien millones de dólares, pero por el que esperábamos una inversión de diez mil millones por parte del noble Donald Trump, queda como obligación mexicana.
Los gringos tienen su plan de auxilio a Guatemala, El Salvador y Honduras, eliminando a México. Al que además le informan que hay un acuerdo migratorio con los tres países citados a los que de entrada se les suspendió auxilio económico de Washington.
Y sobre México, el canciller gringo, Mike Pompeo, rechazó que se ofreciera a nuestro país apoyo por el muro virtual. Por tanto, no hay solución al TLC y antes bien, exigen respuesta sobre salarios y la supervisión a su cargo, de los procesos sindicales.
Internamente, la declaración más nefasta, más desvergonzada y acorde con su propio físico, la hizo el gobernador poblano al señalar que los Moreno Valle murieron después de despojarlo del triunfo electoral, y que fue un castigo de Dios.
Al conocer la caída del helicóptero que transportaba a la pareja imperial poblana, Miguel Barbosa regurgitó que fue un magnicidio. Y para que quede claro que no fue accidente, que no hubo falla del aparato, ocultan cinco años la investigación.
Y en la casa de los puros, esos que tienen a medio millar de familiares en nóminas diversas, su cabecilla, un cierto Zaldívar, valerosamente y a toro pasado, denuncia que recibía presiones de Felipe Calderón para fallos determinados. Eso en relación con el defenestrado Medina Mora que no necesitaba presiones sino negocios.
Anuncia además el “congelamiento” de un juez que está siendo investigado por enriquecido y que, casual, fue el togado que suspendió las obras de Santa Lucía donde los militares se relamen los bigotes pensando en las utilidades que dejará la erección de la terminal comercial.
La Sedena, en el estilo creado tres sexenios atrás, por sus aguacates decidió decretar caso de “seguridad Nacional”, reservar la información cinco años y dice que anticipar la información propiciaría el tráfico de drogas, la transportación de personas peligrosas, y creo que, en el colmo de la payasada, armas nucleares o elementos para construirlas.
Ignoran los jefes militares los actuales tiroteos y el trasiego de drogas vía aerolíneas comerciales, y suponen, mentes brillantes, que el solo cambio de ubicación aumentará riesgos.
Y ya saben, la Patria es primero, así que no se metan con los novedosos negocios castrenses
Con nuestro primer mandatario agitemos un pañuelo blanco y lancemos al mundo la proclama de que en México ya no hay “impunidad tolerada ni corrupción”.
Napito, Bartlett, Bejarano y cónyuge; Citlali conocida en los bajos fondos financieros como la Yeidckol, Güevara, Monreal y hermanos almacenistas de mota et al… Agreguemos el mensaje a los corruptos: “ríndanse, los tenemos rodeados”. Y luego se ofende porque le piden certificado de salud mental.
carlos_ferreyra_carrasco@hotmail.com

Artículo anterior¡Cuidado, ahí viene UBER!
Artículo siguientePesadilla, la jubilación
Periodista antediluviano, corresponsal en el exterior y reportero en méxico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí