CDMX.- Francisco González Aramburu, icono de los refugiados españoles en México, huérfano de la Guerra Civil Española y parte de los Niños de Morelia, escritor y traductor brillante, falleció este miércoles 11 marzo rodeado de su familia.

Junto con otros niños, González Aramburu fue forzado a salir de su tierra natal desde muy temprana edad. A su llegada a México fueron recibidos por el Presidente Lázaro Cárdenas y su esposa, la Sra. Amalia Solórzano, como parte de la campaña de protección a los hijos de los combatientes republicanos y a petición del Comité Iberoamericano de Ayuda al Pueblo Español.

En una ocasión el premio Nobel Juan Ramón Jiménez, exiliado en Cuba, recibió de manos de González Aramburu –a quién bautizó como el Niño Poeta– la primera edición de Platero y Yo.

Egresó del colegio español Instituto Luis Vives AC. Fue profesor de las Facultades de Letras Españolas y Filosofía de la Universidad Veracruzana y corrector de estilo de la editorial de esta misma casa de estudios. También fue traductor de las editoriales siglo XXI, Trillas y del Fondo de Cultura Económica, editor de libros de texto y confidente de estilo de Juan Rulfo, donde su estampa es patente en Pedro Páramo.

Su trabajo abarca la traducción al castellano de gran parte del pensamiento intelectual moderno del siglo XX, donde destacan Zapata y la Revolución Mexicana de John Womack, El Mediterráneo de Fernand Braudel, Biología y Conocimiento de Jean Piaget y La formación del Pensamiento Económico de Marx de Ernest Mandel entre otros. La Asociación Civil para el desarrollo creativo Fundación González Aramburu Zurutuza fue fundada en su honor.

Le sobreviven su esposa, la maestra Mery Kathleen Christen Florencia y sus 5 hijos.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta