Inicio SALUD La más reciente variante de COVID no provocaría peores síntomas

La más reciente variante de COVID no provocaría peores síntomas

86

La JN.1, la variante de la COVID que se está extendiendo por Estados Unidos este invierno, no está provocando una enfermedad más grave que las variantes anteriores, sugieren los primeros datos del gobierno de EE. UU.

Aunque no parece ser más letal que sus predecesoras, la variante JN.1 ha aumentado en los últimos meses y ahora representa el 85.7 por ciento de todos los casos en EEUU, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
La agencia está a la espera de datos adicionales para elaborar un análisis más detallado del impacto de JN.1 esta temporada, dijo el Dr. Eduardo Azziz-Baumgartner, jefe de la rama global de influenza de la División de Influenza de los CDC, durante un seminario web con laboratorios de pruebas organizado por la agencia esta semana, reportó CBS News.

Cuando se le preguntó si los síntomas de JN.1 parecían ser más graves que los de las olas anteriores de COVID, dijo: “Hay señales tempranas de que ese podría no ser el caso”, según los registros médicos electrónicos y otros datos.
Sin embargo, añadió que el efecto de un virus en un individuo puede variar ampliamente. “Podría ser muy grave. La gente podría morir a causa de un virus que, para la población en general, puede ser más leve”. Los CDC planean publicar más detalles sobre la gravedad de JN.1 “durante las próximas dos semanas” a medida que se recopilen más datos sobre la variante, añadió Azziz-Baumgartner.

TASAS DE HOSPITALIZACIÓN
Aun así, los CDC y otras agencias federales de salud no se han movido para considerar a la JN.1 como una variante de interés, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud lo hizo el mes pasado. Pero la OMS también dijo el viernes pasado que “actualmente no se han reportado informes epidemiológicos o de laboratorio” que vinculen el JN.1 con una mayor gravedad de la enfermedad.
Los expertos de los CDC también informaron a principios de este mes que las tasas de hospitalización parecían ser más bajas que la temporada pasada. Azziz-Baumgartner advirtió que los retrasos en los datos podrían estar enturbiando el panorama, y las autoridades también han estado atentas a cualquier nuevo aumento en la propagación de la gripe.
Algunas regiones también han reportado una presión sobre los hospitales, especialmente en Nueva Inglaterra, añadió. La semana pasada, el Hospital General de Massachusetts advirtió que estaba tomando medidas para abordar una crisis de “hacinamiento sin precedentes”, junto con otros hospitales del estado.



Artículo anteriorEntre el paraíso y el edén
Artículo siguienteCuenta Pública del TRIJAEV; mérito y observaciones 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí