Inicio POLÍTICA La travesía de sur a norte

La travesía de sur a norte

333

Como decía el gran periodista y escritor Miguel López Azuara para el gobierno de  los Estados Unidos la vecindad con México es,  para ellos, ni más ni menos, asunto de política interior.

Significa que por encima de las relaciones diplomáticas formales entre ambas naciones -más las informales que se conocen poco- los gobiernos de allá sean republicanos o demócratas tienen todo tiempo la mirada puesta en México porque es imposible soslayar las tres mil 169 kilómetros que los unen y separan al mismo tiempo.

Por eso poco sorprende la llamada que la semana anterior el presidente estadounidense Joe Biden le hizo a su homólogo Andrés Manuel López Obrador para que tres funcionarios de primer orden tuvieran este miércoles anterior a una reunión con él y los principales funcionarios a tratar el tema migratorio de miles y miles de aquí y otras partes hacia sus territorios y que los trae más que fritos en la antesala electoral de 2024 allá y acá.

Y que le caen  como es público en Palacio Nacional el secretario de Estado, Anthony Blinken; Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional y Elizabeth Sherwood, asesora de la Casa Blanca, a reunirse con el presidente López Obrador y sus principales colaboradores, entre ellos los del ejército, marina, gobernación.

En torno a este encuentro en Palacio Nacional el presidente expuso:

“Se dialogó sobre la necesidad de normalizar la situación en la frontera tanto para el tema migratorio como la preservación de los pasos fronterizos abiertos, porque el cruce de personas y mercancías en la región es muy intensa.

“También hablamos sobre la atención a las causas que originan la migración, el apoyo a países donde por necesidad la gente tiene que abandonar los pueblos, se informó cómo nuestro país sigue ayudando con programas como sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro y otras acciones que realizamos en Centroamérica.

“Por la parte estadounidense, se mantiene el programa de visas temporales de trabajo mediante solicitudes presentadas en un canal abierto con ese propósito. Sin embargo son rebasados porque hay muchas necesidades de los países de América Latina, hay pobreza y la gente busca mejores condiciones de vida con la migración”.

El caso es que este año entre mexicanos, centro y sudamericanos; caribeños; y en menos escala asiáticos y africanos, llegaron a cruzar –riesgos de todo clase incluidos- por el territorio este año algo así como dos millones de adultos y niños, entre ellos se estima que 700 mil de los nuestros, en su intentona, muchos de ellos repatriados o hacinados ahora en las ciudades fronterizas de este lado.

La respuesta del gobierno estadounidense por presiones de todo orden ha sido reforzar la seguridad en la frontera y conceder algo así como 300 mil visas humanitarias o de trabajo ante tanta presión.

Aunque no está de más impulsar la economía continental con programas precisos de cooperación, hay una enorme inercia de irse a vivir al otro lado de nuestra frontera y el caso de México es muy especial.

Sólo a manera de ejemplificar el INEGI estima lo siguiente y que vale la pena reproducir:

En términos aproximados, a partir del año 2021 pueden identificarse las siguientes poblaciones como componentes sociales de la nación:

  • a) La población mexicana residente en el territorio: 126 millones, hacia el año 2020.
  • b) La población mexicana nacida en el territorio, pero que emigró al extranjero, prácticamente en su totalidad a Estados Unidos: 11.7 millones.
  • c) La población mexicana nacida en el extranjero, primera generación, prácticamente en su totalidad en Estados Unidos: 13.5 millones.
  • d) La población mexicana nacida en el extranjero, de segunda y sucesivas generaciones, prácticamente en su totalidad en los Estados Unidos: 12 millones.
  • e) La población mexicana por naturalización, aproximadamente 100 mil personas.

Significa que unos 40 millones de mexicanos o personas de origen mexicano están ahora allá en múltiples actividades.

Por lo pronto una delegación gubernamental mexicana de alta escala visitará Washington en enero entrante para seguir las conversaciones y las medidas de contención que busca Estados Unidos a toda costa, eso sin mencionar ahora los otros temas que están en la agenda de todo orden, desde seguridad, contaminación ambiental, economía, educación, cultura.

Atraques:

1.     Ahora que este gobierno ha dado tanta relevancia a infraestructura básica como son aeropuertos, ferrocarriles, carreteras, es hora de dar su lugar a las inmensas costas marinas y continuar la modernización de los puertos.

2.     De urgencia seguir con más políticas de protección a la naturaleza, cuidado del medio ambiente y la ecología, tareas urgentes y vaya que faltan campañas y educación al respecto.

3.     los mejores propósitos a ustedes amables editores y lectores este inminente 2024 por iniciar.

Artículo anteriorTorre orgullo veracruzano; costo y beneficio
Artículo siguienteAritmética de campañas; elección de dos en Veracruz 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí