Inicio OPINIONES Ni una niña más

Ni una niña más

89
0

“Ella se lo busco por cómo se vestía”, “Ella se lo busco por andar en la calle”, “Ella se lo busco por estar en donde no debía”, “Ella se lo busco por andar sola”. Los comentarios machistas, misóginos y sin sentido que siempre aparecen cuando a una mujer la violentan, la violan o la matan. Como si no se dieran cuenta que ser mujer en este país es un peligro, como si no se dieran cuenta que día con día 10 mujeres son asesinadas.

Querido lector, siempre hay comentarios en donde la víctima parece ser la culpable de todo y no se cuestiona que los únicos culpables son los agresores, no importa la hora, ni el lugar, ni la situación, nadie tiene porque ser violentada. A una mujer le pueden inventar cientos de arguendes sin sentidos por ser la víctima de un agresor, pero a una niña ¿Qué culpa puede tener de que un hombre le quite la vida? ¿Con que mentiras la pueden manchar?

El pasado 16 de agosto, la pequeña Elsy Michelle con tan solo 12 años de edad salió de su casa alrededor de las 17:00 horas, en el estado de Jalisco, para recoger un cargador de celular en el rancho Los Conejos, donde trabajaba su familia. Sin embargo, la niña nunca regresó, por lo que sus familiares comenzaron a buscarla y denunciaron en la policía municipal de Tala, la desaparición. Desgraciadamente el cuerpo de Elsy fue hallado semidesnudo con signos de violencia y abuso.

La Fiscalía del estado de Jalisco en un comunicado, afirmó que “La principal línea de investigación pudiera apuntar sobre alguna persona cercana a la menor, incluyendo el padrastro, quien ya se encuentra bajo investigación”.

Los principales agresores de los niños y niñas mexicanas están dentro de su propia familia. El observación nacional de la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar señala que entre los principales agresores se encuentran el tío (25,3%) seguido del padrastro (23,5%) el padre (19,9%) los primos (12,9%) los hermanos y abuelos (4,6%). Y las víctimas son principalmente niñas (88%) y 12% niños.

Hoy la línea de investigación es hacia su padrastro, no podemos afirmar que él fue el culpable, solo debemos exigir que encuentre al responsable y que se haga justicia.

Mis queridos lectores Elsy era una niña, con sueños, con metas, con familia que realmente la amaba. Exigir justicia hoy por ella, es exigir justicia para que esto se termine, para que ninguna niña sufra por el simple hecho de haber nacido mujer. #Lasniñasnosetocan #Niunaniñamás.

Artículo anteriorApasionada por retratar la lucha libre
Artículo siguienteDía Internacional de la fotografía: Consejos básicos para iniciar como fotógrafo
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí