Inicio SALUD ¿Qué significa haber invertido en la vacuna Patria?

¿Qué significa haber invertido en la vacuna Patria?

30

Hoy la vacuna AVX/COVID-12, mejor conocida como Patria, ha demostrado ser segura y eficaz; ya cuenta con autorización sanitaria y de acuerdo con las autoridades mexicanas será producida en una planta certificada por Cofepris. A pesar de que la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 concluyó en mayo de 2023 para México y la vacuna anunciada no pudo lograrse en el tiempo previsto, es importante entender por qué el desarrollo de dicha vacuna podría representar una esperanza para que México vuelva a producir sus propias vacunas.

Se trata de diversos aspectos, cada uno con alta complejidad que en el pasado se fueron dejando de lado hasta que México perdió la capacidad de crear vacunas. Primero se requiere de una colaboración exitosa.

Aunque el gobierno mexicano ha tratado de utilizar un tono nacionalista para el caso de Patria, asegurando que la vacuna es 100% mexicana, la realidad es que la consolidación de ésta se debe a la colaboración de muchos actores. Se trata de un proyecto inicial del laboratorio farmacéutico Avi-Mex, S.A. de C.V. (Avimex) impulsado con financiamiento público y una red de alianzas entre más de 15 universidades, hospitales y centros de investigación.

Hasta hace poco Avimex era un laboratorio líder en la producción de vacunas para animales, cuando investigadores mexicanos se acercaron a ellos para explorar la posibilidad de una vacuna en humanos tomaron el reto. Patria está basada en un vector conocido como rNDV, un virus recombinante de la enfermedad de Newcastle, una clase de virus aviar que no posee la capacidad para replicarse en células de mamíferos, pero es efectivo para desencadenar una respuesta inmune. A partir de su experiencia con el vector y la seguridad demostrada en humanos para tratar otras enfermedades, Avimex eligió la tecnología rNDV para desarrollar la vacuna.

Esta plataforma a su vez, es un desarrollo atribuido a la Escuela de Medicina Icahn de Monte Sinaí, en Nueva York, en este caso, aliado de Avimex. Todo esto fue cobijado con la financiación del gobierno mexicano, por grupos de investigación de diversas instituciones mexicanas y la participación del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt) para coordinar las fases clínicas, las cuales se llevaron a cabo en su totalidad en México.

¿Qué tenemos con el resultado de estas alianzas?

En enero de 2024, la vacuna Patria recibió una opinión técnica favorable del Comité de Moléculas Nuevas (CMN) de Cofepris, la cual valida su calidad, seguridad y eficacia conforme los datos del expediente técnico presentado ante esa comisión y permite su uso en las instituciones públicas que conforman el sector Salud.

Las fases 2 y 3 reclutaron a más de 3,000 sujetos, ninguno de ellos presentó un problema con relación a Covid-19, así es como se concluyó que es altamente efectiva para prevenir enfermedad grave y muerte. Por ello se considera la primera vacuna en alcanzar este resultado con trabajo y presupuesto mexicano.

De acuerdo con información del Conahcyt, los estudios clínicos confirmaron que la vacuna es segura, bien tolerada y genera una respuesta inmunológica robusta contra el virus SARS-CoV-2, haciéndola adecuada como dosis de refuerzo. Las autorizaciones que expide Cofepris además facilitan el acceso a esta vacuna sin necesidad de nuevas evaluaciones. Si bien es cierto que para muchas personas este resultado llega muy tarde, pues incluso el Covid-19 como lo conocimos en un principio ya no existe, la experiencia que generó Cofepris como agencia reguladora de nivel 4 le otorga reconocimiento internacional y subraya la rigurosidad, además de que en futuros eventos debería actuar con mayor velocidad, así como lo hacen otras agencias como la Food and Drug Administration (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

“Se debe destacar que el desarrollo de esta vacuna nacional permitió el fortalecimiento de Cofepris en ámbitos técnicos, así como la colaboración interinstitucional enfocada en objetivos comunes que atienden la salud de las y los mexicanos”, destaca el Conahcyt.

De cara al futuro con la plataforma tecnológica de Patria se pretende ofrecer oportunidades prometedoras. “Sumando a los esfuerzos de vigilancia genómica que lleva a cabo el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), la vacuna Patria permitirá su actualización frente a nuevas variantes del virus, de relevancia e importancia para nuestro país”, aseguraron las autoridades.

La capacidad de la plataforma no se limita al nuevo coronavirus: también puede ser eficaz para desarrollos futuros, como Patria infantil, Patria intranasal y Patria influenza, además de otras vacunas contra virus como la hepatitis B o sarampión y entonces tener la posibilidad de pensar en una autonomía en el ámbito de la vacunación.

¿Cuál será el destino de Patria?

Con la autorización sanitaria emitida por Cofepris, se permite la producción a escala industrial y su aplicación, reforzando la profilaxis contra Covid-19 en México, a través de las campañas de vacunación establecidas por la Secretaría de Salud.

Después del trabajo de diseño, desarrollo, pruebas preclínicas y clínicas que concluyeron en marzo de 2023, las autoridades aseguran que se cuenta con una vacuna de refuerzo universal probada como segura y eficaz. Detallan que la producción de la vacuna Patria se llevará a cabo por parte de Avimex en plantas certificadas con buenas prácticas de fabricación (CBPF), garantizando la calidad del producto y la producción de 24 millones de dosis anuales, con potencial de crecimiento de hasta 40 millones, a través de la optimización de procesos.

La Secretaría de Salud establecerá los mecanismos necesarios para su adquisición y distribución, que está dirigida a personas mayores de 18 años y aquellas poblaciones vulnerables de alta prioridad como personas con comorbilidades y personal de salud. Destacaron que el costo de desarrollo de la vacuna Patria fue menor, con un ahorro de 35 por ciento cuando se compara con Abdala, y más de 75 por ciento respecto a Pfizer (con base en la compra de 50 millones de dosis).

Cabe destacar que la vacuna no estará disponible para venta privada y su distribución estará a cargo del gobierno federal. La aplicación masiva de Patria está prevista para el inicio de la próxima temporada invernal, a finales de 2024.

Artículo anteriorOro cae 3% por informe de empleo en EU y datos chinos
Artículo siguiente¿Hiciste retiro por desempleo? Es importante que lo reintegres

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí