Inicio OPINIONES En estos tiempos de Pandemia; se radicalizan los odios….

En estos tiempos de Pandemia; se radicalizan los odios….

141
0

Por Roberto Ortiz Vidal ——–

En estos tiempos de Pandemia; se radicalizan los odios….

Acuérdate que en la Conquista Española el odio y diferencias entre los pueblos vecinos a los aztecas fue la principal causa por la que salieron victoriosos los conquistadores, o más bien saqueadores. Como triste desenlace: 300 años de dominio e innumerables injusticias sociales.  

Posteriormente inicia el movimiento independentista con Miguel Hidalgo e Ignacio Allende, con terribles masacres y que más 10 años después lo concreta Agustín de Iturbide; se proclama emperador y otra vez las diferencias radicales y el odio entre mismos mexicanos se hace presente. Destierran a Iturbide y al intentar regresar al país lo fusilan. Matan al libertador que concretó nuestra independencia. 

A cargo quedaría un déspota oportunista muy similar a los actuales políticos, Antonio López de Santa Anna, con muy graves y trágicas consecuencias ya conocidas para nuestra Nación. Este político quizá sea el padre de todos los políticos modernos: sinvergüenza y altamente corrupto. 

Posteriormente asciende al poder don Benito Juárez García y el odio se radicaliza otra vez entre los mismos mexicanos, que le llevan al exilio interno al tratar de imponerle como emperador un grupo de liberales un príncipe extranjero de nombre Maximiliano de Habsburgo, que al final terminan fusilándolo con los también generales mexicanos Miguel Miramón (Niño héroe) y Tomás Mejía (de origen indígena). 

Muere de enfermedad Benito Juárez y llega Porfirio Díaz que se queda casi 30 años en el poder, originándose la conocida Revolución Mexicana, nuevamente por diferencias y odios radicales entre los mismos compatriotas. Se exilió a don Porfirio Díaz y gana las elecciones Francisco I. Madero, que en muy breve lapso lo traicionan y asesinan cruelmente; también por odios y ambiciones entre los mismos mexicanos.

Se genera con el poder un caos al ascenso de Venustiano Carranza y se empiezan a matar entre todos los líderes revolucionarios: Zapata, Villa, etc. Ya con Plutarco Elías Calles (Fundador del PRI) ocurre la triste guerra Cristera, más muertes entre mismos mexicanos y ahora también con religiosos católicos y radicales. 

Y así por más de 90 años después de la revolución, siguen actualmente las condiciones sociales críticas y en grave desequilibrio social en nuestro país. 

En resumen, no se trata de dar clases de historia, solo tratamos de comprender nuestra forma de ser e IDIOSINCRASIA y así determinar cuán difícil nuestra razón de ser y por qué no logramos progresar a diferencia de otros países que han resurgido de condiciones muy difíciles como Japón, China, Alemania o Inglaterra. ¿Por qué no podemos respetarnos y apoyarnos entre nosotros mismos? Indistintamente de las diversas formas de ideologías políticas que cada uno profese.

En esta Pandemia no hay ninguna diferencia histórica, todos entre todos y cada uno obteniendo provecho político y económico; en vez de cerrar filas, afrontar juntos la crisis y tratar en la medida de lo posible apoyarnos TODOS. 

No cabe duda de que nunca aprenderemos…. Muchos saludos.

Artículo anteriorEl gran confinamiento
Artículo siguienteConsume Local
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí