Inicio OPINIONES Hablando de los combustibles en México

Hablando de los combustibles en México

304

Por MANUEL BELTRÁN

Que si bajan o suben las gasolinas, que si cumple AMLO de bajar los precios de las gasolinas y Diesel para el último consumidor; si el gobierno o los gasolineros son los responsables de los actuales precios.

Mientras se da este debate yo les comparto estos números para ver quiénes son los ganadores en estos precios que sólo uno ve que siguen al alza día con día.

Toda la información que aquí señalamos son datos que PEMEX, La CREC y la secretaria de Energía proporcionan en sus portales. Es decir que todo es oficial.

Partamos primero de ver el macro de los combustibles en el plano internacional.

Base y datos duros del mercado de combustibles a nivel mundial y principalmente de los mercados de USA que es de donde México importa el 90% de los combustibles.

  1. El precio del crudo texano WTI bajará de $65.06 a $58.00 dólares por barril entre 2018 y 2020. Esto significa que habrá una caída de 7.06 dólares.
  2. El crudo Brent se reducirá de $71.19 a $62 dólares, una disminución de $9.19 dólares.
  3. Las proyecciones de precios de gasolinas en ese mercado para 2019 y 2020 señalan que las fluctuaciones de precios serán estacionales.
  4. Esto significa que este 2019, entre enero y junio, habrá un incremento de lo que pagará el último consumidor, ya que, entre esos meses del 1er semestre, el precio aumentará de $2.26 hasta $ 2.82 dólares por galón. Pero en el segundo semestre de 2019, a partir de julio y hasta el cierre del ejercicio, los precios bajarán, ya que de julio a diciembre disminuirán de $2.82 a $2.38 dólares.
  5. Para el 2020, el precio se estima que subirá de $2.34 a $2.63 dólares en el primer semestre, para después en el 2º semestre se reducirá de $2.63 a $2.35 dólares por galón.

Por lo que concluimos que esto favorecerá seguir comprando las gasolinas del mercado estadunidense, sobre todo a partir del segundo semestre, puesto que ese país es la principal fuente de suministro para México.

Actualmente, el 88 % de los litros de gasolinas importadas por Pemex, proviene del mercado estadunidense (datos proporcionados por Pemex) a enero de 2019.

Pemex distribuye sus productos a través de las franquicias otorgadas a 9 mil 930 estaciones de servicio, de las cuales 9 mil 884 son privadas, pero forman parte de la Franquicia Pemex y 46 más son propiedad de Pemex Transformación Industrial (TRI).

En el caso de las  franquicias de Estaciones extranjeras, bandera blanca e importadores privados, 100% de las compras proviene de Estados Unidos y están conformados por  2 mil 6 estaciones que no operan bajo la Franquicia Pemex, pero a las cuales Pemex TRI les suministra los combustibles.

De éstas, 386 operan bajo la sub/licencia de las marcas de los productos Pemex y mil 620 utilizan marcas de otras empresas.

Varias de ellas venden producto propio que traen desde sus refinerías en el extranjero (Mobil, Shell, Gulf y BP, solo son algunas de ellas).

Estos multi tipos de estaciones y marcas, en un mercado abierto, supone que los movimientos de precios de gasolinas y Diesel en México están atados a las fluctuaciones de precios, tanto de gasolinas como del petróleo crudo del mercado de Estados Unidos y esto es muy importante señalar que la decisión es propia de cada estación de servicio.

Hasta ahora ha pesado más el criterio de la decisión de los gasolineros para fijar precios que el comportamiento en los mercados internacionales, especialmente el estadunidense. Desde septiembre de 2018 a enero de 2019 los precios que se pagaron por traer gasolina importada se redujeron de $90.121 a $62.948 dólares por barril, una reducción de $27.1 dólares por barril (-30.1%).

Sin embargo, en México el precio de la gasolina Magna o Regular se elevó de $19.18 a $19.30 pesos por litro (promedio nacional). Y el Diesel de $20.25 a $21.34 pesos por litro.

Por lo que podemos concluir que los ganadores hasta este momento, Abril 2019, han sido los propietarios de las gasolineras que no son de Pemex, obteniendo como principal beneficio los ajustes del IEPS y no trasladando la disminución de éstos al último consumidor.

Artículo anteriorAlerta en salud
Artículo siguienteLos 500 años
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí