Inicio POLÍTICA Raúl Hernández Baltazar, contador serio y profesional

Raúl Hernández Baltazar, contador serio y profesional

298

Por Gabriel García-Márquez

Hoy en día hablar de contabilidad o de contaduría es un tema que a muchos no nos gusta tratar, porque si algo es difícil es el manejo de los números y las finanzas, sobre todo en estos tiempos en que es muy importante mantener un equilibrio entre el deber y el haber, por esto cuando decidí entrevistar al Contador Público Raúl Aurelio Hernández Baltazar, pensé que me encontraría con un personaje adusto y cuadrado, que solamente hablaría de números y de impuestos, por lo que me costaría trabajo decidir qué preguntarle. Sin embargo, me llevé la enorme
sorpresa al encontrarme con un personaje que conoce su oficio, pero que sabe y que le gusta conversar de todo. Raúl Hernández, es un hombre serio, profesional y correcto, que sabe que en el desempeño de esta profesión debe prevalecer la honestidad, el trabajo y el esfuerzo, poniendo por delante un no a la corrupción. 

Raúl Hernández Baltazar nació en el Puerto de Veracruz el 25 de septiembre de 1946, de manera que actualmente tiene 77 años, pero pareciera de menor edad, gracias al deporte que practica y que lo mantiene en forma. Es padre de 5 hijos, todos ellos profesionistas (el menor está cursando aún la carrera) y abuelo de 5 nietos. 

Aun cuando nació en Veracruz, se vino a vivir a Coatzacoalcos cuando tenía 27 años y ya era contador titulado. Cursó la carrera en la Universidad Veracruzana, en el campus de Xalapa. Cuenta también con estudios de postgrado en derecho fiscal, impuestos y un doctorado que por falta de tiempo ha dejado inconcluso. 

A pesar de que el ejercicio de su profesión lo mantiene siempre ocupado, se da tiempo para escuchar música clásica y afroantillana, además de que le gusta el baile, especialmente la salsa. Pero su verdadera pasión es el futbol, que practica regularmente, toda vez que es presidente de la Liga Regional de Veteranos de 55 y más, además de jugar también en la Liga Regional de Veteranos de 60. De vez en cuando también practica
béisbol y no deja de hacer ejercicio para mantenerse saludable. 

Entramos de lleno a la entrevista con el contador y maestro Raúl Hernández Baltazar, que en ningún momento titubeó para responder una a una las preguntas que le hicimos. 

GGM. – ¿Por qué eligió estudiar contaduría?
RAÚL HERNÁNDEZ. – La verdad es que me hubiera gustado estudiar Derecho, pero la puerta que se me abrió fue la de Contaduría, así que la tomé, crucé el umbral y no me arrepiento, fue una buena elección.

GG.- ¿Dónde se inició profesionalmente, en qué despachos?
RAÚL HDEZ.- Mi primer trabajo fue en el departamento de personal de TAMSA, donde me becaron para ir a estudiar a la Universidad Veracruzana (UV) en Xalapa y posteriormente comencé a trabajar en el Gobierno del Estado, como contador de la dirección de comunicaciones y transportes con Gustavo Nachón. De ahí me fui a Veracruz a trabajar asesorando empresas, y luego al platicar con Ángel Cruz Palacios, quien
quería fundar un despacho, me convenció y nos venimos a probar suerte a Coatzacoalcos. Aun cuando él se regresó, yo decidí quedarme aquí. A base de tesón logré abrir mi propio despacho “Hernández Baltazar y Asociados”. De manera que me hice independiente desde mis inicios. 

GG.- ¿Recuerda a algunos de sus maestros en especial?
RAÚL HDEZ.- Tuve un maestro que fue el mejor, yo era pésimo en matemáticas y él me enseñó a entender las matemáticas, MANUEL LIMA FLORES, quien era ingeniero civil. Él fue mi mejor maestro, gracias a él logré despertar mi interés en los números y me hice experto en eso, ahora domino las matemáticas. 

GG.- ¿Fue catedrático en alguna universidad o escuela superior?
RAÚL HDEZ.- Me invitaron a la facultad de contaduría en la UV, que estaba en ciernes, me dieron dos materias, pero no sabía lo
interesante que era dar clases, sin embargo me apasioné de esa labor, porque la industria no quería aceptar a los egresados de la
UV, querían de otras universidades, empecé a tratar de hacer algo para que eso cambiara y lo logré invitando a los mejores
alumnos a que se incorporaran a dar clases y así se logró que aumentara la calidad del magisterio en el área de impuestos en
especial, un área delicada y muy socorrida en ese entonces. 

GG.- ¿Entre sus exalumnos hay algunos que se han destacado profesionalmente?
RAÚL HDEZ.- Claro que sí, el contador Javier Arenas Warner, Enrique Ramírez Nazariega, Antonio Olguín (reconocido fiscalista a nivel nacional), Ramón Santos Navarro, Juan Ricardez Roca, José de los Santos Hernández, Antolín Pérez y Bertilda Hernández Valenzuela. Todos entraron a trabajar a mi despacho, ahí los preparé y después los mandé a dar clases a la universidad. 

GG.- ¿Cómo nace la idea de crear el Colegio de Contadores y en qué año se fundó?
RAÚL HDEZ.- Fue en los años 80 y 90, teníamos problemas con las autoridades fiscales, por su sistema tan deficiente de recaudación, a tal grado que tuvimos que hacer denuncias formales en contra de algunos funcionarios y eso nos puso en la situación de saber que juntándonos podríamos tener fuerza, y eso fue lo que despertó el interés de formar el colegio, porque en ese entonces pertenecíamos a Veracruz, pero ellos no nos apoyaban en realidad, aun cuando pagábamos cuotas, no nos daban capacitación y no había comunicación. 

GG.- ¿Con quién se impulsó esta iniciativa de crear el colegio y con qué finalidad?
RAÚL HDEZ.- Nos juntamos varios colegas que prestábamos servicios independientes, hicimos un plan de trabajo para fundar el colegio; eran el contador Alfredo Carrión Carranza, Gloria León, los hermanos Ignacio Aguirre Ríos, Javier Gómez López, Hermilo Gómez López, entre otros que ya después no continuaron. 

GG.- ¿En qué año fungió como presidente de los contadores y quiénes lo acompañaron en su directiva?
RAÚL HDEZ.- En efecto yo fui el primer presidente del Colegio de Contadores en el 90 y 91, acompañado por Alfredo Carrión como
vicepresidente, Gloria León y Mariano Moreno.

GG.- ¿Cómo se formalizó el Colegio de Contadores?
RAÚL HDEZ.- A partir de ese momento hicimos una convocatoria con más 60 contadores públicos de toda la región sur y firmamos un acta que protocolizamos ante el notario Jesús Salas Lizaur. En ese entonces teníamos una oficina en la 6ª calle de Juárez donde alquilábamos con las cuotas que cobrábamos a los socios.

GG.- ¿Para qué le es útil a un contador afiliarse al Colegio de Contadores?
RAÚL HDEZ.- La misión es preparar, actualizar, poner los conocimientos del ramo de la contaduría al servicio de la comunidad económica, con el fin de que la carga tributaria de los contribuyentes sea aplicada de una manera justa, para contribuiral gasto público de manera adecuada, como debe de ser.

GG.- ¿Cómo lograron tener su propio edificio y en qué año? 
RAÚL HDEZ.- Una vez conformados, el número de socios se fue incrementando poco a poco y en 1980 compramos los terrenos y en 1982 inauguramos las oficinas el 25 de mayo de 1982, por cierto “día del contador”, con la colaboración de los socios, algunos funcionarios públicos y empresarios. 

GG.- ¿Qué tan difícil resulta ser contador y vivir de esta profesión en la actualidad?
RAÚL HDEZ.- Es necesario tener una profesionalización de cualquier carrera, y la nuestra nos ofrece la posibilidad de especializarnos en finanzas, presupuestos, auditorías, impuestos; hay varias ramas de la contaduría para especializarnos y de esta manera es viable alcanzar el éxito. Se puede vivir bien de la profesión, dentro de un marco de sencillez y decencia. 

GG.- ¿Cómo vislumbra el futuro de los contadores?
RAÚL HDEZ.- Veo un futuro con más áreas de oportunidad, porque México está en camino de ser un país del primer mundo y necesita de funcionarios capaces de manera que los contadores se pueden desarrollar y ser parte del futuro.

GG.- Considera que Excel sea la panacea de la contabilidad moderna o hay algún otro programa mejor para llevar una buena contabilidad?
RAÚL HDEZ.- En efecto Excel es una buena herramienta de trabajo, que nos ayuda mucho a desarrollar las actividades propias del contador, pero lo que es verdadero es el conocimiento de lo que los números dicen, si no se tiene el conocimiento hay que darles sentido a los números, decir e interpretar hacia dónde vamos, cómo podemos mejorar y ganar más dinero, hacer más productivos los negocios.

Actualmente ya hay proformas hechas, solamente hay que poner los datos, previa investigación y lo que hacemos en un cuaderno,
ahora ya no usamos libros, sino la hoja de Excel que facilita el trabajo, pero sin la labor del contador esto no es suficiente aun
cuando haya un sinnúmero de programas de cómputo.

GG.- ¿Dónde se pueden actualizar los contadores para estar al día con las reformas fiscales que no se detienen?
RAÚL HDEZ.- Es una de las finalidades del Colegio, tenemos que acudir a cursos 65 horas anuales, para poder estar certificados y
actualizados. Aunque tienen un costo, éste no es tan alto, porque hay para estudiantes, socios y público en general. El contador
que no va a cursos se queda rezagado. 

GG.- ¿Qué tan buena opción es estudiar contaduría en la actualidad?
RAÚL HDEZ.- Nuestro país está en pleno desarrollo, los programas de inversión requieren de profesionistas, de contadores que pueden acomodarse en estas empresas o proyectos. Viene un desarrollo de la profesión en esta región donde se está realizando el Corredor Interoceánico y el Tren Maya, lo que traerá nuevas inversiones privadas que abrirán opciones para los contadores.

GG.- ¿Ha escrito usted algún libro y sobre qué tema?
RAÚL HDEZ.- Solamente he escrito artículos para revistas especializadas, el trabajo y el deporte me absorben el tiempo.

Apenas estoy en el primer capítulo de mi vida y no me da tiempo para escribir sobre nada más. 

GG.- ¿Cuál es la mejor especialidad en esta profesión desde su experiencia?
RAÚL HDEZ.- La esencia del contador es ser financiero, es proyectar a que la empresa sea productiva con el mejor margen de utilidades, que es lo que genera la riqueza, entonces la mejor especialidad desde mi punto de vista es la FINANCIERA. 

GG.- ¿Hay mucha competencia en el gremio de la contaduría?
RAÚL HDEZ.- Sí, porque hay magníficos contadores que están muy actualizados, esa competencia viene a ser benéfica para quien recibe los servicios, porque así hay una mejor calidad en los servicios profesionales, pero no puede uno cobrar lo que se cobraba antes porque hay muchos contadores y muy buenos.

GG.- ¿La Universidad Veracruzana es una buena opción para estudiar contaduría? 
RAÚL HDEZ.- La UV es una de las mejores universidades del país, pero también está la UNAM y el Tec de Monterrey, en este
último es donde se hacen empresarios. 

GG.- ¿Qué consejo les daría a los jóvenes contadores?
RAÚL HDEZ.- Les diría que se preparen, que saquen de ellos lo mejor que puedan, porque la competencia afuera está terrible y si
quieren tener éxito deben tomar en cuenta que el éxito no lo regalan, que solamente se consigue a base del esfuerzo. 

GG.- ¿Qué es lo que más le gusta de vivir en Coatzacoalcos?
RAÚL HDEZ.- Me gusta su ambiente, he creado un grupo de amigos en la zona muy entrañables, soy muy conocido en el ambiente empresarial y me siento muy a gusto, tengo tristeza por lo que sucede en la plaza, pero tengo la esperanza de que salga adelante. Hice un proyecto turístico para la zona sur con Antonio González, dueño del hotel Valgrande, lo entregamos a la UV, pero estamos esperando que algún amigo me invite a colaborar con el gobierno municipal para ponerlo en práctica. 

GG.- ¿Ha participado en política?
RAÚL HDEZ.- Sí, en algún tiempo, llegué a ser presidente del Partido Acción Nacional, pensando de una manera muy idealista, pero al final me desilusionó porque me di cuenta de que en todos los partidos prevalece el interés personal, por sobre los intereses de la colectividad, pero me permití comprar el edificio donde está actualmente el PAN, conseguí los recursos suficientes para comprarlo. También fui candidato interno para llegar a ser diputado federal y local, pero no me dieron los votos requeridos, porque hay un control centralizado que viene desde arriba. 

GG.- ¿Piensa que Coatzacoalcos volverá a ser la capital petroquímica del país?
RAÚL HDEZ.- No petroquímica, pero sí un polo de desarrollo importante a nivel empresarial y comercial, porque el Corredor Interoceánico es un desarrollo muy importante que le dará un gran impulso a la región.

GG.- ¿Qué piensa usted que le hace falta a Coatzacoalcos para resurgir?
RAÚL HDEZ.- Una de las mayores fallas es la falta de coordinación de las autoridades judiciales, a pesar de que mucho se habla a nivel federal, pero las distintas corporaciones como la Marina, la Sedena, la Guardia Nacional y todas las policías andan cada una por su lado y no se sabe quién manda, es un desorden y mientras no haya orden no habrá resultados positivos.

GG.- ¿Cómo se define usted a sí mismo?
RAÚL HDEZ.- En mi vida he sido muy emprendedor y necio, no conozco la palabra “no se puede”. Soy muy perseverante. 

GG.- ¿Tiene alguna frase favorita que le gustaría compartirnos?
RAÚL HDEZ.- No me digan que no se puede, todo es posible. 

Hay que reconocer en esta entrevista al contador público Raúl Hernández Baltazar, y a los 60 contadores que le acompañaron en esta iniciativa de fundar el Colegio de Contadores de Coatzacoalcos, que hoy con el nombre de Instituto Mexicano de Contadores Públicos Sur de Veracruz, aglomera a 120 profesionales de la contaduría, siendo el gremio profesional más organizado de los que existen actualmente.

Artículo anteriorPor las mujeres que ya no están
Artículo siguienteMuere Esther Hernández Palacios, académica e investigadora de UV
Es un sitio digital abierto a todas las ideas, emociones, libertades, política, literatura, arte y cultura. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí